miércoles, 29 de mayo de 2013

Capítulo 17.

-Estarán al llegar. – Me informó Jones. – Te esperarán en la sala del fondo, la de siempre.
-Pero, ¿qué les pregunto? No he preparado nada.
-Tranquila, aquí te dejo la chuleta y la grabadora. – Jones me dejó dos folios encima de mi teclado. –Por cierto, también quiero que te encargues de grabarlo. Julie ya ha instalado las cámaras, sólo tendrás que ajustarlas y pulsarle al botón de grabar.

¿Encima tenía que grabarles? ¿Se creía mi jefe que yo era multiusos? Pero, ¿grabarles para qué? ¡Si esto era una revista!

-Estamos abriendo una página web y a partir de ahora grabaremos todas las entrevistas.
-Bien.
-Además, quiero que vayas practicando, ¿recuerdas lo del ascenso? – Añadió.
-Claro, señor.
-Pues intenta hacerlo lo mejor posible. Buena suerte, ____.

Y desapareció.

Puse mis manos sobre la sien y comencé a masajearla.  Esto era imposible.

Me levanté de mi sitio y apagué el ordenador mientras recogía mis cosas. Todo esto lo hacía por mi ascenso.

Colgué mi bolso en mi hombro derecho y cogí los papeles que me dio Jones con las dos manos. Comencé a andar por el pasillo hacia los baños. Necesitaba despejarme con algo y lo único que habría a mi alcance ahí sería agua.

Caminaba andando con la cabeza pegada al suelo. No quería levantarla, el peso y la responsabilidad que se me venía encima era la que me tiraba de ella hacia abajo.
Entré en el baño por fin. Dejé las cosas al lado del lavabo y me miré al espejo apoyando mis manos en la piedra.

Tenía la mirada desganada, vaga. Ese chico tenía la culpa. Desde hacía un par de días no había dormido bien, y no hacía más que mirar los bombones que me había mandado. ¿Por qué? Ni siquiera yo sabía la respuesta.

-¡Eh! – Una voz femenina apareció detrás de mí. Me giré.
-Hel. – Era ella.
-¿Qué haces aquí?
-No te lo vas a creer…
-Supongo que sí. Jones me ha dicho que te acompañe, es tu primera entrevista y puede que no te sepas manejar.

Suspiré. Claro que sabría hacerlo, pero mi instinto asesino podría traicionarme en cualquier momento.

-Parece que el destino quiere que le vea a diario. – Dije mientras Hel se retocaba en el espejo.
-Quizás sea por algo. – Añadió mientras juntaba sus labios para esparcirse el gloss.
-Te ignoraré mejor, Hel.

Mi mejor amiga sonrió cogiendo de nuevo su bolso y dirigiéndose a la puerta.

-Vete yendo hacia la sala. Estaré con Harry. – Me informó.
-¿Ya está aquí?
-Sí.  Vino antes para verme.

Sonreí tímidamente. Ese chico no me encajaba como el perfil de hombre para Hel, pero se lo estaba ganando. Quizás de verdad le gustase.

Un flash se iluminó en mi mente mostrándome su nombre “Zayn” ¿Y si a él también le gustaba verdaderamente yo?

-Espera Hel. – La dije cuando se cerraba la puerta.

Ella me la sujetó y yo abandoné el baño y yendo en dirección a la sala de entrevistas para tener listas las cámaras cuanto antes. Atravesé el pasillo y llegué a la sala.

Dejé mis cosas en uno de los sofás y, tras resoplar un par de veces, me acerqué a las cámaras para cuadrarlas en el sitio donde esos chicos se sentarían.

Miraba a través de la pantalla y ajustaba el enfoque. Perfecto.

-¿Se puede? – Una voz masculina interrumpía ese momento conmigo misma dando un par de golpecitos en la puerta.

Levanté la mirada y la dirigí hacia el sonido de la voz. Era Louis, que venía acompañado de los otros tres componentes de BFY.

-Pasad. – Dije yo sonriente.

Los cuatros componentes del grupo se acercaron a mí y me saludaron amablemente. Era la hora de Zayn. 

Le miré íntimamente y dejé rozar mis mejillas con las suyas, sin ningún tipo de intercambio de palabra.

-Sentaos, por favor. – Les pedí.
-Falta Harry. – Me informó Liam mientras tomaban asiento.
-Estará con su nueva novia. – Bromeó Louis.
-Seguro. – Apoyó Niall.
-Tranquilo, aún no es la hora de la entrevista. – Contesté.

Me senté en mi sofá y saqué las preguntas de ese folio. Después saqué la grabadora y la exploré.

-¿Nos vas a grabar? – Preguntó el más rubio de todos.
-Ajá. – Asentí.
-Y, ¿Crees que la cámara nos sacará a todos? – Insistió.

Me levanté y me dirigí hacia el aparato para asegurarme. Miré por la pantalla de la cámara y la moví un poco hacia la derecha. Pero mi mirada se desvió hacia la penetrante mirada de Zayn. Él me estaba mirando a través de la cámara y me estaba incomodando, intimidando. Esa mirada me atravesó directamente y se manifestó como un extraño sentimiento.

-¡Buenos días, chicos! – Exclamó Harry entrando a la sala, delante de Hel.

Esa exclamación hizo sobresaltarme y me retiré rápidamente de la cámara, abandonando la mirada de Zayn. 

Pero éste no hizo lo mismo. Seguía mirándome y insistía para que mi mirada de nuevo chocase con la suya.

Me senté en el sofá después de haber saludado a Harry y mientras todos ellos saludaban a Hel. Saqué el folio y me lo revisé una vez más.

-¿Tienes todo listo? – Preguntó Hel sentándose a mi lado.

Los chicos cuchicheaban entre ellos mientras nosotras hablábamos de temas profesionales.

-Sí. Todo listo. – Contesté.
-¿Empezamos la entrevista ya? – Preguntó Hel.
-Claro. – Contestaron todos.

Liam, Harry y Niall estaban sentados en el centro, mientras que Zayn cuidaba el lado izquierdo del sofá y Louis el otro extremo.

Me levanté y le pulsé el botón de “Play” a la cámara. Ya estaba grabando. Hel se encargó de activar la grabadora.

-Cuando quieras. – Susurró Hel.

Cogí aire y cuadré los folios en mis piernas.

-Buenos días, chicos. – Dije.
-Buenos días. – Contestaron todos a unísono
-Como sabréis, esta es la entrevista para la revista “The Sunshine” y os haremos una serie de preguntas, además de también contestar una serie de preguntas que os han enviado vuestras fans. – Informé siguiendo el guión que minutos antes me había dado Jones.
-Genial. – Exclamó Louis.
-¿Cómo lleváis esto de ser mundialmente conocidos? – Preguntó Hel.
-Llevamos un año siendo un fenómeno entre el mundo adolescente y aún no nos ha dado tiempo a asumir todo esto, pero es fantástico ganarse la vida siendo lo que quieres ser y llegando a lo más alto con cinco chicos como tú, esto es realmente increíble. – Contestó Liam.

Les lanzamos una serie de preguntas a las cuales ellos contestaron alegremente. Esos chicos eran sencillos y cercanos para ser adolescentes millonarios. Durante la entrevista, Zayn no paraba de mirarme. Me sentía incomodada, pero no podía negar que yo también le miraba a él. Y lo peor de todo: Me gustaba mirarle.

-¿____? – Hel me dio un leve golpe con el codo.
-Ah, sí, sí. Perdona.

Los chicos rieron disimuladamente, mientras Zayn miró hacia su derecha soltando una pequeña sonrisa individual. Yo me ruboricé.

-Ahora vamos con las preguntas de las fans. – Informó Hel.
-La primera es de Adeleine. – Dije leyendo el folio. - ¿Cuáles de vosotros tiene novia?

Los chicos miraron a Louis. Entendí que era él quien tenía novia. Todos menos Liam, que miró a Zayn. Esa mirada me descolocó.

-Creo que yo. – Dijo el mayor del grupo levantando la mano.

Lancé una sonrisa a Louis en forma de afirmación. – La siguiente pregunta es de Andy, y dice: - Me quedé pensativa.

Esa era mi oportunidad.  Esa era la oportunidad para preguntarle lo que quería saber. Esa explicación que me debía y que quería pedirle disimuladamente.

-Zayn, ¿qué pasó con Caroline Stone? – Mentí.

Todos los chicos se quedaron boquiabiertos y se reían burlonamente de Zayn. ¿Habría metido la pata? Esa pregunta no existía, ese tal Andy solo preguntaba por su comida favorita.

-Vamos, Zayn. Contesta. - Apresuró Niall.


Zayn no se reía, estaba en shock. ¿Qué pasaría con esa tal Caroline para ser tan grave como su cara aparentaba serlo? 


5 comentarios:

  1. Me encanta *-* necesito el siguiente capitulo ya,enserio se te.da genial :) cuando crees k estara el proximo?? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias amor :) Y subo un capítulo todos los días ^^

      Eliminar
  2. Ahhhhh!! Genial Jejejejeje
    Que dirá? Qué dira..... XD
    Besos, espero el próximo con ansias =)

    ResponderEliminar
  3. caroline.. en fine en finn1!! imagina... ENTREVISTAS A ONE DIRECTION.. mi sueñoo!! ajja muy bueno nere ^^

    ResponderEliminar