martes, 25 de junio de 2013

Capítulo 36.

Abrí la puerta de mi casa totalmente desganada.

No quería ver a nadie, no quería verme ni a mí. Era horrible esta sensación.

La pregunta que retumbaba cada dos minutos en mi cabeza era: ¿Por qué tuvo que aparecer él en mi vida?Yo era feliz.

Me dedicaba a mi trabajo completamente y no tenía ninguna preocupación más.

Y, desde hacía un tiempo, el centro de mi mundo era él, y ahora incluso más.

Tiré el bolso encima del sofá y detrás me tiré yo.

Agarré el cojín y me lo puse en la cara presionando. Grité.

Esa era mi manera de desahogarme. Nadie me escucharía, nadie me vendría a ayudar, yo no quería ayuda.

Me retiré el cojín y limpié mis lágrimas.

Todo el salón estaba a oscuras. Las persianas estaban bajadas y ni siquiera había encendido la luz. ¿Para qué?

Tome aire por mi nariz cuando escuché abrirse la puerta de casa. Era Hel.

Rápidamente soltó las llaves y vino corriendo hacia mí.

-Pequeña… - Musitó.

La miré. Mis palabras no salían de mi boca.

Acudió rápidamente a sentarse a mi lado. Pasó sus dedos pulgares por debajo de  mis ojos para retirarme las lágrimas.

-Hablaste con él, ¿no? – Preguntó.
-Sí… - Contesté.

Hel miró al suelo alejándose un poco de mí. Quería darme tiempo.

-¿Quieres contármelo? – Preguntó de nuevo.

Cerré los ojos mientras tomaba algo de aire.

-Ahora no, Hel.

La chica volteó sus ojos y asintió con la cabeza pasándose las manos por las rodillas.

-Está bien. – Dijo en un suspiro.

Hel se levantó y se dirigía hacia la cocina.

-¿Vas a ver a Harry? – Pregunté.

Hel se quedó parada en medio del pasillo. Se giró y me miró.

-¿Por qué?
-Quiero hablar con él.
-¿Tú? – Exclamó Hel sobresaltada.

Asentí con la cabeza.

-Cielo, se van en un unos días… - Hel de nuevo se aproximó a mí.

Levanté la mirada bruscamente y la miré, desesperada.

-¡¿Qué?! – Exclamé.
-El tour por el resto de Europa. Hoy dan su último concierto aquí, ¿recuerdas?

Mis ojos se abrieron enormemente. ¡El tour! No me acordaba…

-¿De verdad se van? – Musité nerviosa.

Mis manos temblaban. Mi barbilla hacía pucheros de la desesperación.

¿Enserio no iba a volver a ver a Zayn? ¿Se iría y no volvería a saber de él?

Sólo tenía unos días para aclarar todo con él, para convencerle de que yo no había sido quien había subido la foto.

-Hel, ¿tú también te vas? – Pregunté.

Ella era lo único que me quedaba. La necesitaba más que nunca.

Me miró mientras agarraba fuertemente mis manos. Sus ojos estaban perdidos.

-No lo sé… - Musitó.

Cerré los ojos despacio mordiéndome el labio.

No podía ser egoísta. La necesitaba, pero ella quería irse con Harry.

-¿Cómo has hecho para que nadie se entere de vuestra relación, Hel?
-No tuvimos miedo nunca de que alguien se enterase. Nunca nos escondimos. Afortunadamente sí fuimos precavidos y, por eso, aún nadie lo sabe.
-¿Y te importa que lo sepan? – Insistí.
-Mi vida cambiaría radicalmente. Pero si te soy sincera, es el chico al que quiero y aceptaría cualquier estilo de vida por estar con él.

Las palabras de Hel me hicieron estremecerme.

-Pero, ¡oye! ¿Dónde está la chica que sonreía a los problemas? – Exclamó mi mejor amiga. - ¿Dónde está esa chica que prometió no enamorarse en la vida? Parece mentira que ahora estés así, hecha una mierda.

La miré y sonreí a la vez que ella.

-No todo en tu vida va a ser ese chico. Le quieres, y lo sé. Pero su vida es diferente a la tuya y tú eres muy aprensiva. Quizás no te convenga. Y, hazme caso, quizás el ventanal que tiene unas vistas geniales se tiene que cerrar para que una pequeña ventana que da a un patio de luces se abra. Y, ¿quién te dice que ella no es mejor?

La frase metafórica de Hel me hizo comparar a Zayn y a Cody. Zayn el ventanal, Cody la pequeña ventana del patio de luces.

Pero, todo eso era irónico. Yo quería a Zayn, Cody era un simple amigo al que tenía cariño.

Hel sacó su móvil que había sonado previamente.

-¿Qué será? – Añadió.

La miré pendiente.

-Cielo…

Mi amiga inclinó el móvil para que viese la pantalla. Pestañeé un par de veces cuando vi aquello.

Una foto en el parque de atracciones con Zayn.

La foto de la montaña rusa, la que el hombre insistió que aceptásemos pero no lo hicimos.
La habían publicado de nuevo en internet.

En ella salíamos en lo más alto de la montaña. Zayn me abrazaba y yo estaba arrimada a su torso. Era la foto que hacía siempre la montaña rusa en ese punto de la atracción y que luego tenías que recoger en la caseta de debajo. ¿Quién la consiguió? ¿Cómo llegó esa foto a alguien?

El teléfono de casa comenzó a sonar. Hel me miró y yo, continuaba mirando la fotografía en aquel móvil.

Mi amiga contestó.

-¿Sí?

Mi atención estaba en la imagen. No presté atención a la conversación que mantenía Hel.

-Sí, claro, señor.

Hel tragó saliva y me miró a mí.

-Es para ti… - Añadió.

Su cara no indicaba que serían buenas noticias. Al contrario. Me temía lo peor.

Pero, ¿Quién sería a estas horas?

-¿Sí? – Contesté.
-¿Me puede explicar a qué se debe tanto revoloteo en los medios de comunicación, señorita?
-Jones, puedo explicárselo. Yo…
-Quiero que mañana venga antes a la revista. Tengo que hablar con usted.
-¿Me va a despedir?
-Hasta mañana.
-Jones, por favor…

Y colgó.

La mirada penetrante de Hel mientras se mordía las uñas entendió lo que me acababa de decir.

-¿Y bien? – Insistió ella.
-Parece que alguien me ha gafado. – Añadí.
-No, cielo. Parece que alguien está haciendo todo esto adrede.
-Pero, ¿quién haría esto?
-Alguien que te conozca mucho. Tanto como para saber qué haces en cada momento y con quién estas, para ir detrás de ti y conseguir datos de todo lo que haces con Zayn.

En ese momento fruncí el ceño intentando recordar a alguien que se ajustase a la descripción de Hel.


¿Quién? 


6 comentarios:

  1. Uuuuuu q interesante no me dejes.cn la intriga porfavor!!!! Bueno q me encanta besotes!!!:)

    ResponderEliminar
  2. la niñata esa.. como se llama!! ni me acuerdo.. me da ASCO la gente asi, lo siento peor no puedo, que una niña asi de buena lo pase tan mal por amor. Nadie merece eso.. Increible capitulo que me hace pensar pequeña! gracias

    ResponderEliminar
  3. Me encanto, me hizo pensar mucho, este capítulo te juro que me saco lágrimas, el anterior también. ¿Quien será? Quiero saberlo ya!!
    Besos <3

    ResponderEliminar
  4. PD: No se si te has dado cuenta autora mia pero, te sigo en twitter ;) me captas no1? te quiero un porron!

    ResponderEliminar
  5. Es Taylor!!!!! Lo seé ahh!!! Seguro que es ella!!
    Siguiente¡

    ResponderEliminar